Toolbox
imprimir
Usuarios en línea
13 usuarios en línea

1ª República

Antecedentes


La situación histórica y social
Tras la abdicación el 10 de febrero de 1873 de Amadeo I, las Cortes se reúnen al día siguiente y proclaman la I República. El discurso de Emilio Castelar es antológico y se conserva como ejemplo de oratoria.

El mismo 11 de febrero, Estanislao Figueras y Moragas es nombrado primer presidente de la incipiente república. Las Cortes Constituyentes le retiraron su apoyo el 11 de junio, por lo que dimitió exiliándose a Francia. Tras la convocatoria de elecciones, fue sustituído por Francesc Pi i Margall, quien ocupaba a la sazón la cartera de Gobernación y había frustrado un golpe de estado contra el régimen.

Pi tuvo que afrontar, a la vez que el proceso constituyente que nunca llegó a su fin, un violento levantamiento cantonal que vio esperpénticas declaraciones de independencia, emisiones de moneda y alzamientos de nuevas fronteras. Desbordado, dimitió el 18 de julio.

Tras nuevas elecciones, Nicolás Salmerón se hizo cargo de la presidencia, manteniendo a buena parte del ejecutivo de Pi y Margall. El mismo había sido ministro de Gracia y Justicia en el primer gobierno de Estanislao Figueras. No pudo controlar el movimiento cantonal, y su negativa a firmar una serie de condenas a muerte le llevó a dimitir el 7 de septiembre.

Emilio Castelar tomó el relevo y se empleó con mano dura, disolviendo las Cortes y confiando el control de las operaciones de Gobernación y militares a profesionales de lealtad a la República más que dudosa. Tras retomarse la actividad parlamentaria, perdió una votación, dimitiendo el 2 de enero de 1874.

Ante la situación de desgobierno, el general Manuel Pavía y Rodríguez dio un golpe de estado al disolver de nuevo las Cortes, poniendo así fin a la I República. El vacío de poder fue hábilmente aprovechado por el exiliado general Francisco Serrano y Domínguez, duque de la Torre, quien se proclamó a sí mismo presidente del Poder Ejecutivo, liderando una dictadura de carácter conservador.

El pronunciamiento del general Arsenio Martínez-Campos? del 29 de diciembre de 1874 en favor de la restauración acabó con su mandato y con los restos de una república que no había sabido resolver los gravísimos problemas que afrontaba el país.


Características filatélicas del período


Las emisiones

Enlaces

Enlaces externos